En el fondo no somos tan diferentes

Esto es muy recurrente en esta época (que cuando empecé a escribir esta entrada era allá por septiembre), la vuelta al cole de los más peques, la ESO llena de niños creciditos con ganas de seguir de vacaciones, los adolescentes calentando motores de cara a las fiestas que se van a pegar en la universidad, los jubilados planificando la temporada de viajes del Imserso y el resto… pues el resto sobreviviendo a la dura realidad.

Llegado el apesadumbrado otoño, todos tenemos nuestras pataletas, los niños ya piden a gritos las vacaciones navideñas, los pre-adolescentes no quieren abrir ni un libro, los universitarios no quieren ver ni en pintura a ese profesor que les va a joder la carrera por una asignatura, los viejetes no quieren escuchar el sermón de su médico acerca de todos sus excesos turísticos y el resto… pues el resto no quieren ver ni por asomo el precipicio de la cruda realidad.

Total, que los niños ansian ser adultos para poder hacer cosas de mayores (no lo malinterpreteis), los abueletes quieren volver a tener 20 años porque las piernas no les llevan a donde ellos quieren, los “nengs” verían con buenos ojos tener 65 años para jubilarse y “no pegar ni brot” y el resto… pues el resto añoramos volver a ser niños y no tener ninguna preocupación más allá de si me pido la Barbie enfermera o la veterinaria.

Y a estas horas de la noche me pregunto en que coño estaba pensando cuando empecé a escribir la entrada (si, a principios de septiembre), que tendrá que ver el tochazo infumable que he escrito con el producto que queria mostrar. Esto es un signo inequivoco de que chocheo y algunos tornillos empiezan a abandonar la cabeza… ahhhh, esoo, de tornillos quería hablar, bueno, más bien de la ausencia de ellos.

Aqui va una buena recopilación de imágenes sobre el laborioso proceso de diseño de la colección Houdini que realizó el alemán Stefan Diez para la empresa e15 y que como digo, hace desaparecer cualquier tornillo. A disfrutar como niños!!!

LLegó la hora de ponerse en forma

Tenemos al verano asomando la cabecita, a punto de volver a nuestras vidas, el calor empieza a apretar y ya son muchos los que están pensando en el colorcito tan agradable que van a pillar tumbados en la playa mientras lucen cuerpos esplendorosos forjados en el gimnasio a base de echarle horas.

Pero no todos ibamos a ser tan perfectos y tan fantásticos, con lo que ahora nos toca empezar a pensar como demonios nos las apañaremos para hacer un poquito de ejercicio sin tener que verse rodeado por una panda de nengs ciclados a base de productos “sanos y saludables” cuyas propiedades milagrosas dejan a “La Isla” en una mera aficionada.

Descartemos la opción gimnasio y ahondemos en nuestro sentimiento de culpabilidad mientras nos preparamos un delicioso pastel de manzana lleno de calorias con el producto que a continuación mostramos.

Se trata de este rodillo para amasar que diseñó Damian Evans para la empresa Joseph Joseph. Su particularidad reside en los discos intercambiables de los extremos, que elevan el rodillo de 2 a 6 mm. sobre la superficie de trabajo permitiendo obtener el espesor deseado. Además, el rodillo lleva una escala de medida para calcular las medidas de la masa.

Lo podeis comprar desde la misma web de la empresa y… nooo, no pienso ponerme a hacer pesas por mucho que el post intente hacer que me sienta culpable!!!!

La que lleva la paz

Ójala existiese una fórmula milagrosa que hiciera precisamente eso, traer la paz a estos tiempos que corren y que nos tocan vivir manchados de sangre dia sí, dia también. Pero como somos así de tontos, seguiremos alterando la vida por cosas que, si nos parásemos a pensar un momento,  no se merecen la atención que a veces se les presta.

No sabemos si el diseñador italiano Odoardo Fioravanti pensaba en lo bueno que aporta el diseño a la sociedad cuando estaba diseñando la silla que nos brinda esta entrada, pero de lo que si estamos seguros es que acertó bautizándola de una manera tan simbólica.

Se trata de la silla Frida (que significa “Princesa de la Paz”) que produce desde 2008 la firma de mobiliario italiana Pedrali, y cuyo aspecto limpio y puro remarca esa sensación de bienestar que cualquier asiento debería transmitir.

Fue diseñada en colaboración con Gianpiero Billiani, el equipo técnico de Pedrali y Lorenzo De Rosa, gracias a una nueva técnica de recubrimiento que permite crear formas complejas con una chapa fina unida a una estructura de madera maciza.

Por último, añadir que en la pasada Feria de Milan se presentó con nuevos acabados, lacada en diferentes colores.

Diseñado como una nueva técnica de recubrimiento que permite crear formas complejas con una superficie fina

Wallpaper Junio

Esta preciosa foto nos ilustra el fondo de pantalla del mes de Junio. La lámpara fue expuesta durante la pasada Feria de Milan en el pabellón Satelite dentro del stand D.Lab que organiza el Design Incubation Centre de Singapur

2×1

Año nuevo, vida nueva, ilusiones nuevas… todo nuevo menos la puta crisis que no se va ni con agua hirviendo, y para superar la terrible cuesta de enero nada mejor que las rebajas de invierno, aunque no sé si a la gente le quedará algún céntimo para gastar después de tantas compras navideñas.

Lo que está claro es que los diseñadores tendremos que pensar en hacer lo mismo que los comercios y hacer rebajas de enero para vender algún que otro diseño a las empresas (las pocas que sobreviven), porque la situación está peor que mal y no hay vistas de que vaya a mejorar la cosa en fechas venideras.

Pero entre tanto caos y pesimismo, siempre queda algún diseño (que llevarse a la boca) de los que merecen ser mostrados al público.

Se trata de la mesa Fast diseñada por Carlos Tíscar para Sellex. A simple vista no parece nada del otro mundo, un sobre sustentado por cuatro patas, ni que no hubiera mesas de estas a patadas en el mercado, pero su estructura esconde un pequeño truco que la hace diferente.

La estructura en equis se une mediante una rótula que la hace pivotar y le permite adaptar diversas posiciones según el sobre elegido, el cual se sujeta a dicha estructura mediante un sencillo sistema de pestañas que fijan el tablero al armazón, elimininando la utilización de cualquier herramienta o tornillo para su montaje.

La colección se completa con diversos accesorios como faldondes, tableros de esquina y un carro para apilar y transportar más cómodamente las mesas desmontadas

Y de regalo de reyes, un fondo de pantalla para el mes de enero.

Todas para una y… una para todas!

Iba en el periódico hace unos dias que un concursante de Gran Hermano (todavía siguen haciendo esto) había sido expulsado por tirar una silla no recuerdo si porque no aguantaba más dentro de la casa, porque se había cabreado con otro de los seres que pululan por allí o simplemente no le gustaba y quería perderla de vista.

Así que como uno es curioso y cotilla, pues puse un rato el canal para ver si aún seguían con vida las sillas de la casa o al ver el percal, plegaron trastos y se fugaron de la susodicha casa. Los concursantes estaban charlando en la cocina (donde no sé decir que era más grande, la bancada de Silestone o la propia marca que pegan en el canto de la misma) y después de estar mamoneando un rato se sentaron alrededor de la mesa para desayunar, y ahí estaban unas sillas que, a pesar de los pesares, y pese al numerito que tuvieron que presenciar todavía seguían allí, sonriendo y mostrando su mejor cara frente a las cámaras (desconozco cual fue la silla que sufrió la ira del expulsado).

capdell_happy_gh11

Las sillas que presiden la mesa son las Happy que Vicente Soto diseñó en 2008 para la empresa Paco Capdell. La silla es muy sencillita, con patines de acero tubular, asiento tapizado y, en el caso de la imagen, respaldo de madera, aunque existen otros dos modelos de respaldo, uno más de madera y otro de polipropileno.

capdell_happy_00

Hasta aquí todo perfecto, te puede gustar más o menos la silla, eso ya va en función de cada persona, pero si profundizamos en el catálogo de Capdell, veremos que tienen otra silla con algunos rasgos muy familiaries a la Happy.

capdell_infinity_00

Esta colección de sillas se llama Infinity, también diseñadas en 2008 por Vicente Soto, y si nos fijamos bien veremos que, el señor Capdell y el señor Soto, han sido muy hábiles al aprovechar la estructura de patín y el asiento de la silla Happy que, al combinarlos con unos respaldos más altos y tapizados, nos da un nueva colección con un aire más sofisticado que las alegres y desenfadadas sillas Happy.

capdell_happy_infinity

En estos tiempos de crisis donde no se puede invertir en muchas novedades, que mejor que intentar aprovechar al máximo los recursos disponibles para ofrecer la mayor variedad posible, y es que, el respaldo de polipropileno de la silla Happy también es reutilizado, tomándolo prestado de la silla Señorita.

capdell_senyorita_happy

Esto es reciclar y aprovechar, y lo demás son tonterias.

Busco compañer@ de piso

A ser posible que sea organizado, tranquilo, con gusto por la limpieza tanto personal como del hogar y, solvente, para poder pagar su parte del alquiler.

Llegamos a mitad de septiembre y muchos estudiantes universitarios empiezan a prepararse para un nuevo año de buena vida y, seguro que unos cuantos están como locos por encontrar un sitio donde vivir durante el curso, otros tantos se rompen la cabeza para completar esa habitación maldita que tienen vacia y que, cuando esté habitada, les permitirá aligerar la carga financiera y, para terminar, los erasmus, mientras conocen su nueva ciudad, intentan encontrar un lugar lo más parecido a una Torre de Babel para mezclarse con otras culturas de lo más variopintas.

Algo de esto le debe de haber sucedido a Lewis Taylor y, harto de no encontrar nunca sus cosas en su debido sitio por culpa de sus desastrosos compañeros de piso, tuvo esta ocurrente idea con un divertido guiño estudiantil.

lewistaylor_tabcabinet_01

lewistaylor_tabcabinet_02

Se llama Tab y es un pequeño armario de pared con espejo para el baño. Su particularidad reside en esas pestañas que tiene en un lateral, y que nos recuerdan a las carpetas con separadores de colores de cuando eramos pequeños. En cada pestaña teniamos una asignatura, matemáticas, sociales, lengua, etc.

Pues bien, eso lo trasladamos a los, a veces, fastidiosos compañeros de piso, y tenemos una pestañita del amario para cada uno.

lewistaylor_tabcabinet_03

Y como podemos comprobar, cada pestañita abre tu parte correspondiente de almacenamiento en el armario, donde puedes tenerlo organizado o hecho un desastre, pero sin molestar a nadie, y todo ello sin necesidad de tener varios armarios.

Esto por ahora es sólo una idea, pero quien sabe si en un futuro lo podremos ver en, por ejemplo, las residencias universitarias.

Lo descubrí buscando habitación por Yanko

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 56 seguidores