Tomatelo con calma

Hoy he descubierto el maravilloso mundo de los spa. Llegas como un Seat Panda y sales (aunque si por mi fuese aún estaría allí) hecho un BMW. Piscinas de agua calentita, de agua fria, chorros de agua a presión sobre la espalda… y para rematar la faena un buen masaje, te tumbas en la camilla, te relajas y es entonces cuando los músculos del cuerpo empiezan a hacer la ola, aunque otros músculos, los de la masajista, vuelven a pasar un mal rato debido a las posturas que adopta para darte el masaje.

Es una lástima que no hubiese tenido este taburete.

Se llama Binaria, lo produce la empresa Oken y fue creado por el odontólogo Jordi Badía junto con el diseñador industrial Otto Canalda.

El doctor Badía sufria muchos dolores de espalda debido a su trabajo y como buen médico, decidió encontrar un tratamiento para esos dolores. Nada de pastillas ni molestos pinchazos, la solución resultó ser este fantástico taburete que permite mantener la espalda según los cánones ergonómicos (un ángulo de 135º entre el tronco y las piernas ) y además corrige la posición del brazo respecto del antebrazo logrando un ángulo de 90º.

Una vez solucionado el principal problema, es decir, lograr una postura correcta para evitar el cansancio y la fatiga, decidieron ir un paso más allá y añadir más cualidades al producto. Si nos fijamos en su asiento (el cual recuerda demasiado al sillín de una bicicleta) vemos que parece estar partido por la mitad como si le hubieran dado un hachazo. Esto tiene una explicación y es que Jordi y Otto, como hombres hechos y derechos que son, pensaron en los problemas de fertilidad actuales (seguro que esa es la causa del descenso de la natalidad, jeje) y decidieron airear y descomprimir la zona genital, ya que según estudios científicos, mejora la calidad del esperma

El asiento se fabrica mediante inyección en poliuretano expandido y la base en acero cromado o termolacado, con la posibilidad de incorporarle ruedas en las patas.

Desde mi punto de vista, en este producto el marketing funciona a las mil maravillas, primero porque lo de mejorar la calidad del esperma me parece una sobrada en toda regla (amén de no importar un carajo este dato para las mujeres que lo utilicen) y segundo porque lo de las posturas es muy relativo, ya que estamos cansados de escuchar a los técnicos de riesgos laborales las posturas correctas e incorrectas y en este asiento, como en cualquier otro, la postura siempre dependerá del usuario, ya que todos tenemos nuestra postura y por muchas sillas que nos pongan, siempre acabamos sentándonos de la misma forma.

Si algún dia monto una empresa, ficharé al responsable de marketing de Oken, aunque eso no quita que el diseño del duo Badia/Canalda sea de diez.

Anuncios
    • Violeta
    • 25/08/08

    Y a mí que este asiento me resulta incómodo, debe ser porque no soy chico, claro…

    • vikelingo
    • 25/08/08

    Yo lo probé hace ya un tiempo y ni fu ni fa, y soy chico así que como dije…. un diez para el de marketing, jeje

    Gracias por la visita y el comentario

    Un saludo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: