Sálvese quien pueda

Menudo diluvio tuvimos anoche, hacía tiempo que no descargaba el cielo tanta agua con tan mala leche, acompañada de rayos, truenos y un viento huracanado. La calle parecía más bien un rio, a las alcantarillas se les acumulaba la faena, y claro, era de esperar que hubiesen coches estancados en medio de un túnel y bajos inundados donde el agua entraba como si del Titanic a punto de hundirse se tratase.

Y ya que hablamos de agua y de hundimientos, la siguiente lámpara nos viene de perlas para ilustrar el post.

Se llama Titanic, al igual que el famoso transatlántico, y podemos observar que razón no le falta, ya que su posición inclinada recuerda a la de un barco a punto de hundirse. Es obra del diseñador Charles Trevelyan y la edita su firma Viable London.

El guiño hace que el objeto tome una nueva dimensión, dándole un toque muy divertido. Lo que normalmente suele ser el pie de la lámpara (en este caso el pie es toda la pieza) se fabrica en madera lacada en brillo y la pantalla en algodón.

Se puede adquirir por unos 470 € aproximadamente.

Anuncios
  1. Veo que hay gente que ya ha leído el artículo “Coaching Creativo” [http://www.mycoach.es/2008/09/08/coaching-creativo/] y lo ha utilizado para desarrollar su obra 🙂

    • vikelingo
    • 10/10/08

    yo a estos diseños los llamo “de idea feliz” 😉

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: