Archive for the ‘ sillas ’ Category

En el fondo no somos tan diferentes

Esto es muy recurrente en esta época (que cuando empecé a escribir esta entrada era allá por septiembre), la vuelta al cole de los más peques, la ESO llena de niños creciditos con ganas de seguir de vacaciones, los adolescentes calentando motores de cara a las fiestas que se van a pegar en la universidad, los jubilados planificando la temporada de viajes del Imserso y el resto… pues el resto sobreviviendo a la dura realidad.

Llegado el apesadumbrado otoño, todos tenemos nuestras pataletas, los niños ya piden a gritos las vacaciones navideñas, los pre-adolescentes no quieren abrir ni un libro, los universitarios no quieren ver ni en pintura a ese profesor que les va a joder la carrera por una asignatura, los viejetes no quieren escuchar el sermón de su médico acerca de todos sus excesos turísticos y el resto… pues el resto no quieren ver ni por asomo el precipicio de la cruda realidad.

Total, que los niños ansian ser adultos para poder hacer cosas de mayores (no lo malinterpreteis), los abueletes quieren volver a tener 20 años porque las piernas no les llevan a donde ellos quieren, los “nengs” verían con buenos ojos tener 65 años para jubilarse y “no pegar ni brot” y el resto… pues el resto añoramos volver a ser niños y no tener ninguna preocupación más allá de si me pido la Barbie enfermera o la veterinaria.

Y a estas horas de la noche me pregunto en que coño estaba pensando cuando empecé a escribir la entrada (si, a principios de septiembre), que tendrá que ver el tochazo infumable que he escrito con el producto que queria mostrar. Esto es un signo inequivoco de que chocheo y algunos tornillos empiezan a abandonar la cabeza… ahhhh, esoo, de tornillos quería hablar, bueno, más bien de la ausencia de ellos.

Aqui va una buena recopilación de imágenes sobre el laborioso proceso de diseño de la colección Houdini que realizó el alemán Stefan Diez para la empresa e15 y que como digo, hace desaparecer cualquier tornillo. A disfrutar como niños!!!

Anuncios

La que lleva la paz

Ójala existiese una fórmula milagrosa que hiciera precisamente eso, traer la paz a estos tiempos que corren y que nos tocan vivir manchados de sangre dia sí, dia también. Pero como somos así de tontos, seguiremos alterando la vida por cosas que, si nos parásemos a pensar un momento,  no se merecen la atención que a veces se les presta.

No sabemos si el diseñador italiano Odoardo Fioravanti pensaba en lo bueno que aporta el diseño a la sociedad cuando estaba diseñando la silla que nos brinda esta entrada, pero de lo que si estamos seguros es que acertó bautizándola de una manera tan simbólica.

Se trata de la silla Frida (que significa “Princesa de la Paz”) que produce desde 2008 la firma de mobiliario italiana Pedrali, y cuyo aspecto limpio y puro remarca esa sensación de bienestar que cualquier asiento debería transmitir.

Fue diseñada en colaboración con Gianpiero Billiani, el equipo técnico de Pedrali y Lorenzo De Rosa, gracias a una nueva técnica de recubrimiento que permite crear formas complejas con una chapa fina unida a una estructura de madera maciza.

Por último, añadir que en la pasada Feria de Milan se presentó con nuevos acabados, lacada en diferentes colores.

Diseñado como una nueva técnica de recubrimiento que permite crear formas complejas con una superficie fina

Todas para una y… una para todas!

Iba en el periódico hace unos dias que un concursante de Gran Hermano (todavía siguen haciendo esto) había sido expulsado por tirar una silla no recuerdo si porque no aguantaba más dentro de la casa, porque se había cabreado con otro de los seres que pululan por allí o simplemente no le gustaba y quería perderla de vista.

Así que como uno es curioso y cotilla, pues puse un rato el canal para ver si aún seguían con vida las sillas de la casa o al ver el percal, plegaron trastos y se fugaron de la susodicha casa. Los concursantes estaban charlando en la cocina (donde no sé decir que era más grande, la bancada de Silestone o la propia marca que pegan en el canto de la misma) y después de estar mamoneando un rato se sentaron alrededor de la mesa para desayunar, y ahí estaban unas sillas que, a pesar de los pesares, y pese al numerito que tuvieron que presenciar todavía seguían allí, sonriendo y mostrando su mejor cara frente a las cámaras (desconozco cual fue la silla que sufrió la ira del expulsado).

capdell_happy_gh11

Las sillas que presiden la mesa son las Happy que Vicente Soto diseñó en 2008 para la empresa Paco Capdell. La silla es muy sencillita, con patines de acero tubular, asiento tapizado y, en el caso de la imagen, respaldo de madera, aunque existen otros dos modelos de respaldo, uno más de madera y otro de polipropileno.

capdell_happy_00

Hasta aquí todo perfecto, te puede gustar más o menos la silla, eso ya va en función de cada persona, pero si profundizamos en el catálogo de Capdell, veremos que tienen otra silla con algunos rasgos muy familiaries a la Happy.

capdell_infinity_00

Esta colección de sillas se llama Infinity, también diseñadas en 2008 por Vicente Soto, y si nos fijamos bien veremos que, el señor Capdell y el señor Soto, han sido muy hábiles al aprovechar la estructura de patín y el asiento de la silla Happy que, al combinarlos con unos respaldos más altos y tapizados, nos da un nueva colección con un aire más sofisticado que las alegres y desenfadadas sillas Happy.

capdell_happy_infinity

En estos tiempos de crisis donde no se puede invertir en muchas novedades, que mejor que intentar aprovechar al máximo los recursos disponibles para ofrecer la mayor variedad posible, y es que, el respaldo de polipropileno de la silla Happy también es reutilizado, tomándolo prestado de la silla Señorita.

capdell_senyorita_happy

Esto es reciclar y aprovechar, y lo demás son tonterias.

Como se hacían… Fiberglass chairs

Esta semana las aulas de los colegios vuelven a llenarse de vida con la vuelta de miles de niños y de otros tantos profesores. Y como hablamos de educación, colegios, enseñanza… no estaría de más que en las escuelas de diseño y, hasta casí diría yo, en las clases de tecnología de secundaria, los profesores les pusieran a sus alumnos este sensacional cortometraje que Charles y Ray Eames crearon en 1970, donde se describe el proceso de diseño y fabricación de sus sillas de fibra de vidrio que producía Herman Miller.

Mejor me callo y vemos el video porque es magistral, como sus creadores.

Mi nombre es Hustwit, Gary Hustwit

James Bond todavía sigue vivo después de 22 películas y no tienen pensado cambiarle el nombre ni nada que se le parezca, pero del mismo modo que el famoso espía es uno de los personajes más carismáticos de muchos cinéfilos, Gary Hustwit va camino de convertirse en el ídolo cinematográfico de toda persona a la que le apasione el diseño en cualquiera de sus modalidades y es que, si ya en 2007 provocó más de un orgasmo entre los tipógrafos de medio mundo en su debut como director con el documental Helvética (coincidiendo con el 50 aniversario de la famosa tipografía), el pasado 14 de Marzo tuvo lugar la Premiere Mundial de su segundo trabajo como director, Objectified

objectified_poster

En esta ocasión se mete de lleno en el mundo del diseño industrial, abarcando todo el proceso de diseño, desde la idea incial, su posterior desarrollo y fabricación, hasta la puesta en marcha del producto en su punto de venta con las respectivas reacciones que producen en el cliente.

Por lo que se ve en el trailer, el documental tiene una pinta magnífica tanto en el apartado cinematográfico como en el referente al diseño industrial.  El trailer empieza con el encendido del reproductor de cd de Muji y los posteriores planos de diferentes objetos tan dispares como un coche o un pelapatatas, para dar paso a diferentes tomas del proceso de fabricación de, por ejemplo, la silla Air de Magis y saltar de golpe a las experiencias que se establecen en los puntos de venta con los consumidores a base de unos (para mi) fantásticos planos cortos (los chicos que se relamen ante el objeto que desean, el tacto de la superficie de un objeto como si estuviesen acariciando a su gran amor….) y tomas generales de puntos de venta como ikea, para volver finalmente al proceso de diseño con varios diseñadores de prestigio como los hermanos Bouroullec, Dieter Rams, Karim Rashid, Marc Newson o Jonathan Ive y cerrar con ese magnifico gesto de Naoto Fukasawa (al apagar el reproductor) que todo diseñador hace cuando prueba el producto acabado y que todo consumidor hace cuando compra el objeto, comprobar que funciona y soltar una sonrisa de satisfacción por el trabajo bien hecho y por la magnífica compra adquirida.

Pero mejor que disfruteis viéndolo durante el poco más de minuto y medio que dura.

No se si el documental Helvética llego a las salas españolas, pero desde aquí pido a los cines Albatros-Babel que por favor nos traigan este documental a Valencia, aquí tienen un espectador que irá seguro.

Por cierto, en el cartel del documental podeis encontrar el título escrito gracias a unos cuantos objetos, además de algún objeto más que apareció anteriormente en el blog como la silla Steelwood de los Bouroullec y el coche de Marc Newson para Ford.

Senyor pirotècnic, pot començar la cremà

Estamos en plena fiesta fallera, en los días propiamente de fallas (aunque cada año el lio empieza antes) y, como es lógico, la ciudad está como la plaza, abarrotada de gente… guiris tostándose al sol en una terracita mientras se toman una cervecita, turistas haciendo cola en los innumerables puestos donde te venden fritanga en forma de “bunyols”, falleros con la “manta al coll i el cabaset”, falleras hartas de llevar la peineta y las ensaimadas plantadas en la cabeza, músicos con litros de alcohol en vena tocando “Paquito el chocolatero”, monumentos falleros acribillados a flashes de todo tipo de cámaras, en definitiva, rios y rios de gente que hacen agobiante (para mi) tan siquiera la idea de pisar las calles de Valencia. Pero todo tiene un fin, y en un par de días el fuego purificador consumirá los “nosecuantos” monumentos la noche de la “cremà” (y todo volverá a la normalidad, sii!!)

Desconozco si el diseñador Maarten Baas ha visitado las fallas pero, a tenor de su vena pirómana que hoy mostramos, seguro que estaría encantado de venirse a Valencia el próximo dia 19 para prenderle fuego a alguna falla.

moooi_smoke_00

Esto que veis aquí son la silla y la butaca pertenecientes a la colección Smoke que Maarten Baas quemó en 2002 para la firma holandesa Moooi. Y lo de quemar es literalemente, cogió ambos muebles de estilo barroco y los prendió para crear un nuevo diseño a través de la descomposición incontrolada que produce el fuego. Para que la silla y el sillón puedan ser usados como tales, reciben un acabado con resina epoxi y en este caso, se tapizan en cuero negro.

moooi_smoke_12

En 2004 la galeria Moss le dió una nueva alegria a Maarten Baas al encargarle la colección “Where There’s Smoke…” donde de nuevo se dedica a prenderle fuego a varias piezas, pero esta vez a clásicos del diseño que van desde la silla Hill House de Mackintosh, pasando por la silla Calvet de Gaudi, las sillas Zig Zag y Red and Blue de Rietveld, hasta la estanteria Carlton de Sottsass y la silla Favela de los hermanos Campana

maartenbaas_smoke_hillhouse

maartenbaas_smoke_calvet

maartenbaas_smoke_zigzag

moooi_smoke_05A mi personalmente me parece una soberana gilipollez, pero para gustos colores, aunque esto creo que sobrepasa la frontera entre el diseño y el arte.

Que será lo próximo, quemar la silla Panton y vender el pegote de plástico que se formaría en el suelo?

Aquí sí hay playa

Llevaba tiempo queriendo escribir este artículo, pero la falta del mismo hace que se queden cosas en el tintero, o más bien en el teclado pero, como todo en esta vida, al final llega ese momento.Tal vez en algún momento de vuestras vidas habeis oido hablar (los madrileños más que oir, lo habrán visto) del Mercado de Fuencarral de Madrid, y sino esta es una buena oportunidad para estrenarse.

El caso es que hace ya más de diez años abrió en la conocida calle madrileña como un lugar de vanguardia donde se juntan el diseño y la creatividad a partes iguales. Pero claro, todo muy moderno y alternativo pero seguía sin tener aquello que tanto añoran (bien pensado no pueden añorar algo que no tienen) en la capital, la playita y como aquí en Valencia tenemos playa de sobra dijeron, pos vamos a abrir un Mercado de Fuencarral en Valencia, y aquí lo tenemos desde el pasado mes de Diciembre.

Todo esto no es más que una simpática ocurrencia, pero lo del Mercado de Fuencarral en Valencia sí que es cierto, y la verdad es un soplo de aire fresco ante la proliferación de Centros Comerciales surgidos últimamente cortados por el mismo patrón, con las mismas tiendas, los mismos restaurantes y lo mismo de todo. No he tenido la oportunidad de visitar el original, pero en el de la calle Tirso de Molina se respira el diseño por los cuatro costados. Algunos productos que han aparecido en el blog pueden verse por allí como la silla One de Grcic, el taburete Myura también de Konstantin (bueno, más bien una imitación), el arroz Sivaris de Pepe Gimeno o las botellas de agua de Morillas y Lovegrove. Pero no vamos a ser cansinos y repetitivos, y hoy hablaremos de una silla que se encuentra en la cafetería de la planta baja, aunque tal vez ya no esté porque todo el mobiliario está en venta.

moroso_supernatural_01

Se trata de la silla Supernatural que diseñó el galés Rose Lovegrove en 2005 para la firma italiana Moroso. Es imposible encontrar una linea recta en esta silla de formas orgánicas, acentuadas con esas perforaciones en el respaldo que permiten un bonito juego de luces y sombras.

moroso_supernatural_14

moroso_supernatural_20

moroso_supernatural_22

Se fabrica en polipropileno inyectado reforzado con fibra de vidrio, y en palabras del propio Ross “representa una nueva visión de la forma” y, gracias a su generación mediante datos digitales, se combinan la naturaleza orgánica de sus formas con el sofisticado proceso de fabricación, el cual utiliza dos capas de polipropileno con fibras de vidrio para lograr una armonía entre las características estructurales internas y las características estéticas externas.

moroso_supernatural_52

La silla cuenta con la versión sin el perforado en el respaldo, completando la colección una butaca que sigue con la linea de formas orgánicas. Es válida tanto para interior como para exterior y se pueden apilar hasta 8 sillas.

moroso_supernatural_50

moroso_supernatural_51

moroso_supernatural_19

Por cierto, si os ha gustado la silla y todavía no la han comprado, creo recordar que la vendían por 60€, un precio razonable si quieres tener un objeto de diseño en casa, eso si, usado.